“Ojalá no sea la última vez que nos visiten, queremos que vuelvan”

Los Líderes Forestales Juveniles capacitaron a un nuevo grupo de escolares. Los pequeños disfrutaron a plenitud de la jornada en la que la alegría se mantuvo siempre reflejada en sus rostros

El sábado 17 de marzo de 2012 amaneció radiante. El sol iluminaba la ciudad de Quito y hacía juego con la alegría y simpatía de los niños del 3er año de básica de la Escuela “José María Velasco Ibarra” ubicada al sur de la urbe.

El grupo de Líderes Forestales Juveniles, acompañado de personal de la Corporación de Manejo Forestal Sustentable (COMAFORS) y Juan Carlos Palacios -Director ejecutivo de la Corporación- , visitaron esta Unidad Educativa con el fin de capacitar a parte de sus estudiantes en materia de forestación, cumpliendo con los parámetros establecidos en el proyecto “Bosque de los niños”.

Días antes, los colaboradores de COMAFORS trabajaron arduamente para coordinar el evento. Estableciendo cuidadosamente cada detalle: la selección de la escuela, el número de alumnos, el tipo de plantas, el cronograma de la jornada y los refrigerios para los niños.

Al llegar el día de la jornada, los estudiantes esperaban ansiosamente en el aula. Jenny Gonzáles, Ingeniera Forestal de COMAFORS, dio la charla de bienvenida. Los pequeños se mostraron muy interesados y estuvieron atentos a todo lo que se decía.

La plantación se realizó en un espacio verde detrás de la Escuela, sitio en el que crecerán los 20 árboles de trueno que las pequeñas manos plantaron.

Minutos después, los pasillos de la escuela se llenaron de los pasos y voces de los 34 niños del tercer año de básica de la escuela, que alegremente bajaban al patio para jugar “Guardianes del Bosque”. El inmenso tablero del juego aguardaba listo, con el dado en una de sus esquinas. Los niños escucharon atentos las instrucciones del juego y participaron activamente de éste.

Los pequeños se mostraron interesados y emocionados por el juego. Avanzaban cuidadosamente de casilla en casilla y respondían con entusiasmo a cada una de las preguntas. Al terminar el juego, los niños caminaron nuevamente hacia el aula para recibir su refrigerio.

En medio del grupo de alumnos, una manito sobresalía. Era Jordan Álvarez, un pequeño que, con su dulce voz, agradeció la visita realizada, expresó su satisfacción y pidió que no sea esta la última vez que su escuela reciba una visita de estas.

Los niños comentaban acerca de la actividad y su profesora contó que muchos de ellos escribían poesía y cuentos acerca de los bosques y la naturaleza.

Cada 15 días, COMAFORS visita – en compañía de los Líderes Forestales Juveniles- unidades educativas en las que los estudiantes son capacitados en materia forestal mediante actividades lúdicas.

La Corporación trabaja no solamente con niños, ahora vienen proyectos más ambiciosos. Pronto, empresas del País podrán “Adoptar un bosque” un programa que, a la vez de contribuir a la Responsabilidad Social, permitirá que estas –a través de sus colaboradores y directivos- se involucren en el cuidado de los bosques y del medio ambiente, una tarea importantísima que es responsabilidad de cada uno de los actores de la sociedad.

Galería Fotográfica:

Redacción: COMAFORS