La gran muralla verde

¿Sabias que una muralla verde está salvando vidas? Si, así como lo oyes. En China se está laborando la mayor campaña de reforestación de la historia; una muralla verde que tiene el objetivo de mejorar la calidad de vida de muchos seres humanos. El gobierno de ese país está plantando una pared de árboles, la cual recorrerá varios miles de kilómetros de distancia, empezando en la bahía Bohai, pasando por Shangai, Tianjin y terminando en el sur del país, en la bahía Beibu. Desde 1981 todos los chinos de más de 11 años con excepción de los ancianos y enfermos, deben plantar de tres a cinco árboles, con el objetivo de crear una muralla compuesta por árboles.

Esta gran muralla verde traerá un sinnúmero de beneficios ambientales y sociales, ya que los lugares en donde se está alzando han sufrido siglos de deforestación, gran presión poblacional y excesivo pastoreo, motivo por el cual han dejado atrás tierras completamente erosionadas, degradadas y desertificadas. En esta zona, las guerras por el agua eran relativamente comunes. “Las peleas sangrientas entre comunidades por el agua, a veces con aspecto de pequeñas guerras civiles locales, eran endémicas, como la miseria (Poch, 2007).”

Se ha comprobado que los árboles incluso pueden minimizar el gran impacto que causan los tsunamis, huracanes y otros desastres naturales. El Diario ABC del 10 octubre del 2005, menciona que los árboles de mangle propios de la zona, pueden absorber hasta un 40% de la potencia de los huracanes y maremotos. Especialistas chinos en la administración de bosques, afirman que “un cinturón de mangle” es la mejor solución para disminuir las pérdidas humanas y materiales ocasionadas por los tifones.

Bibliografía:
Poch, Rafael. 2007. La gran muralla verde de China. La Insignia. España.