seleccion de principios, estandares y recomendaciones

PEFC (ejemplo: Chile): Programa para el reconocimiento de sistemas de certificación forestal. Surge como una iniciativa voluntaria del sector privado forestal, basada en los criterios e indicadores de las Conferencias Interministeriales de Helsinki (1993) y Lisboa (1998) para la protección de los bosques en Europa. En Chile, existen tres estándares de CERTFOR que son acreditados de PEFC: El estándar de manejo forestal, el estándar de Cadena de Custodia y el estándar de certificación en grupo. El estándar de manejo forestal contiene nueve principios:

  1. El uso de los recursos debe ser planificado y manejado, con el fin de proveer un flujo sostenible de productos y servicios en sucesivas rotaciones, de acuerdo a un plan maestro de manejo forestal de largo plazo, apropiado a la escala de las operaciones.
  2. El uso de los recursos debe ser planificado y manejado de modo que el valor ambiental de los ecosistemas nativos sea protegido y se minimicen los impactos negativos significativos en la biodiversidad.
  3. Los recursos forestales se deberán manejar de un modo que permita mantener su sanidad, vitalidad y productividad, protegiéndolos de incendios y otros agentes dañinos.
  4. Los recursos forestales se deberán manejar de un modo que favorezcan la conservación del recurso suelo y minimicen los impactos adversos en la calidad y cantidad del agua. Se debe considerar en particular, las necesidades de las comunidades que habitan aguas abajo.
  5. Los responsables del manejo forestal deberán respetar los usos y costumbres tradicionales y los derechos de las comunidades aledañas, manteniendo relaciones de buena vecindad y apoyando el desarrollo de capacidades, que contribuyan al mejoramiento de su calidad de vida.
  6. Los responsables del manejo forestal deberán respetar los acuerdos declarados, los compromisos documentados y los derechos legalmente establecidos, así como deberán tener en consideración el conocimiento tradicional de las etnias originales para el uso y manejo de sus tierras y recursos.
  7. Los responsables del manejo forestal deberán respetar los derechos de los trabajadores forestales directos e indirectos, compensarlos adecuada y equitativamente, así como salvaguardando su salud y seguridad en el trabajo.
  8. Los responsables del manejo forestal deberán respetar las leyes nacionales, los convenios y tratados internacionales jurídicamente vinculantes y considerarán los acuerdos que no tengan ese carácter, de los cuales el país sea signatario.
  9. A los recursos forestales, al sistema de manejo y a las empresas y propietarios responsables del manejo, se les practicará (a intervalos regulares) un seguimiento con el propósito de evaluar el grado de avance en el cumplimiento de los principios anteriormente enunciados.

FSC (Forest Stewardship Council): Organización internacional de miembros que convoca a distintos grupos de gente para participar en la solución de los problemas creados por malas prácticas forestales y recompensar el buen manejo forestal. El estándar tiene diez principios, y cada principio se define con unos criterios.
Existe un estándar de  Buen Manejo Forestal y un estándar de Cadena de Custodia. El estándar de Buen Manejo Forestal contiene los siguientes 10 principios:

  1. Observación de las leyes y los principios de FSC: Respetar las leyes nacionales, los tratados y acuerdos internacionales. Cumplir con los Principios y Criterios del FSC (y proteger las áreas de las actividades ilegales de cosecha, asentamientos, etc.).
  2. Derechos y responsabilidades de tenencia y uso de la tierra: La tenencia y los derechos de uso a largo plazo sobre la tierra y los recursos forestales, deberán estar claramente definidos, documentados y legalmente establecidos (y comunidades con derechos legales o consuetudinarios, deberán mantener el control necesario sobre las operaciones forestales para proteger sus derechos).
  3. Derechos de los pueblos indígenas: Los derechos legales y consuetudinarios de los pueblos indígenas para poseer, usar y manejar sus territorios y recursos deberán ser respetados – este incluye la protección de sitios con significado especial, y recompensación por el uso de su conocimiento tradicional.
  4. Relaciones comunales y derechos de los trabajadores: Mantener o elevar el bienestar social y económico a largo plazo de los trabajadores forestales y de las comunidades locales (empleo, salud, seguridad, capacitación, derechos de organizarse y consultación a los grupos afectados por las operaciones forestales).
  5. Beneficios del bosque: Promover el uso eficiente de los productos y servicios del bosque para asegurar la viabilidad económica y los beneficios ambientales y sociales – este incluye el procesamiento local, la diversificación de la economía local, el mantenimiento del valor de los recursos y servicios del bosque como son los recursos hidrográficos y pesqueros, y el principio que la tasa de cosecha de productos forestales no deberá exceder los niveles que puedan ser permanentemente mantenidos.
  6. Impacto ambiental: Conservar la diversidad biológica, sus valores asociados, los recursos de agua, los suelos, los paisajes y los ecosistemas frágiles y únicos. Al realizar estos objetivos, las funciones ecológicas y la integridad del bosque podrán ser mantenidas. Este principio incluye los criterios: Evaluación de impacto ambiental, zonas de protección, regeneración natural, diversidad genética, ciclos naturales intactos, control de la erosión, minimización de daños durante la cosecha y la construcción de caminos, métodos no químicos para manejar plagas, desecho de los químicos en una manera ambientalmente apropiada, control de uso de los agentes biológicos y de las especies exóticas, y no conversión del bosque a plantaciones o otros usos (con excepciones rigurosas)
  7. Plan de manejo: Escribir, implementar y actualizar un plan de manejo que establece claramente una descripción de los recursos del bosque que serán manejados, los objetivos del manejo y los medios para lograr estos objetivos (como sistema silvicultural, tasa de cosecha anual, selección de especies y monitoreo). El plan necesita ser revisado periódicamente. Los trabajadores deberán recibir una capacitación y supervisión adecuada para asegurar la implementación correcta del plan, y los productores forestales deberán tener un resumen de los elementos principales del plan, en confidencia.
  8. Monitoreo y evaluación: Evaluar la condición del bosque, el rendimiento de los productos forestales, la cadena de custodia, y la actividad del manejo y sus impactos sociales y ambientales. Los resultados deberán ser incorporados en la implementación y la revisión del plan de manejo. Los productores forestales deberán tener un resumen de los indicadores del monitoreo, en confidencia.
  9. Mantenimiento de bosques con alto valor de conservación: Mantener o incrementar los atributos que definen a dichos bosques. Las decisiones referentes a los bosques con alto valor de conservación deberán tomarse siempre dentro del contexto de un enfoque precautorio (evaluaciones y monitoreo anual).
  10. Plantaciones: Planear y manejarlas de acuerdo con los principios anteriores. Las plantaciones deben dar beneficios sociales y económicos, además de contribuir con la satisfacción de las necesidades de productos forestales en el mundo. También deben complementar el manejo de los bosques nativos así como reducir la presión sobre éstos  y promover su restauración y conservación.

AFS Australia (Australian Forestry Standard Limited): Una empresa pública maneja y desarrolla el AFS y, promociona el manejo forestal sostenible en Australia. Para el AFS, existe un Estándar Forestal y un Estándar de Cadena de Custodia. Los nueve criterios para el Estándar Forestal son:

  1. El manejo forestal se debe ejecutar de una manera sistemática, en la que se presta atención a todos los valores del bosque (considera a distintos grupos de intereses, el cumplimiento de las leyes relevantes; y aumentar los valores económicos, ambientales, sociales y culturales de los bosques) en un plan de manejo, que es revisado regularmente. El plan contiene información sobre sistemas silviculturales,  objetivos y metas y su forma de evaluación.
  2. El manejo forestal hace posible la participación pública y cultiva relaciones continuas con los vecinos.
  3. El manejo forestal protegerá y mantendrá la diversidad biológica (de especies, de ecosistemas y genética) de los bosques, con inclusión de sus estadios sucesivos, a través del paisaje regional. Por ejemplo, no se debe convertir a un bosque con especies/ecosistemas raros en plantaciones, o se debe impedir la propagación de especies exóticas fuera de plantaciones.
  4. El manejo forestal mantendrá la capacidad productiva de los bosques (p.ej. uso de una sistema silvicultural apropiado y asegurando su regeneración.)
  5. El manejo forestal mantendrá la salud y vitalidad de los ecosistemas forestales (controlar agentes dañados, reducir el uso de químicos, entre otros).
  6. El manejo forestal protegerá los recursos de los suelos y aguas (siempre se los debe considerar en las operaciones forestales).
  7. El manejo forestal mantendrá la contribución de los bosques a los ciclos de carbono.
  8. El manejo forestal protegerá y mantendrá, para la gente indígena y no-indígena, los valores de la herencia natural, cultural, social, religiosa y espiritual. Este incluye: hacer posible la participación de los indígenas, apoyarlos en su educación y brindándoles oportunidades económicas, y respetando en lo posible los usos tradicionales del bosque (si no son ilegales, ya que si amenazan los objetivos del manejo sustentable, se tendrán que negociar otras posibilidades).
  9. El manejo forestal mantendrá y aumentará los beneficios sociales y económicos a largo plazo (producción de madera, recreación, turismo, trabajo e ingresos, bienestar social – en particular para las comunidades que dependen de bosque). El manejo forestal ofrecerá posibilidades para trabajo y capacitación y cumplirá con las leyes de trabajo.

AFS en Tasmania: En Tasmania, la empresa forestal estatal “Forestry Tasmania” está certificada de acuerdo con AFS Australia. Tasmania cuenta con los siguientes 11 objetivos para cumplir con el estándar de AFS:

  1. Cumplir con leyes, regulaciones y estándares, tales como: leyes forestales, de salud y de seguridad de los trabajadores.
  2. Permitir la participación pública y estar en buenas relaciones con los vecinos.
  3. Conservar la diversidad biológica en el bosque como una contribución a la biodiversidad regional.
  4. Mantener la productividad del bosque; es decir, no disminuir el área forestada (bosque nativo o plantación) disponible para producción de madera. La cosecha anual debe corresponder a una producción sostenible, que permita la regeneración del ecosistema.
  5. Mantener la salud y la vitalidad de los ecosistemas, mediante la prevención de incendios y otros agentes dañinos.
  6. Conservar y mantener los recursos del suelo y del agua (manejar áreas para protección, reducir el uso de químicos, etc.)
  7. Mantener el valor cultural de los sitios forestales, mediante la protección de sitios culturales / arqueológicos.
  8. Minimizar la cantidad de residuos y de contaminación producidas por las operaciones forestales. Se debe limitar la polución atmosférica e impedir la penetración de químicos o petróleo en las aguas.
  9. Asegurar que el manejo forestal tenga un fundamento científico (contribuir a una programa de investigación forestal).
  10. Mantener y aumentar los múltiples beneficios socio-económicos en un largo plazo, para abastecer las necesidades de la sociedad.
  11. Mantener y aumentar los beneficios sociales en un largo plazo para satisfacer las necesidades de la sociedad (número de visitantes en los sitios recreativos, apoyar al desarrollo de las comunidades nativas, reducir la frecuencia de accidentes, entre otros).

FAO: Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, que tiene como meta: “Ayudar a construir un mundo sin hambre.” La FAO actúa como una fuente de conocimientos e información, ayuda a los países en desarrollo y a los países en transición a modernizar y mejorar sus actividades agrícolas, forestales y pesqueras. Tiene 13 principios para manejo forestal sostenible en los trópicos, en bosques cuyo objetivo principal es la producción de madera. Estos son:

  1. Policía nacional, que define las metas para el sector forestal, y legislación nacional, que soporte la implementación de estas metas (contiene leyes para mantener o aumentar el área forestada, para mantener la diversidad biológica por áreas protegidas, ayudar en la preparación de planes de manejo, desarrollar y soportar una economía forestal viable y multi-funcional)
  2. Seguridad sobre la propiedad de los bosques y tierras forestales. Se debe identificar tierras que deberán permanecer con cobertura boscosa permanentemente.
  3. Plan de manejo forestal que regule la protección, el inventario, la determinación del rendimiento, la corta, la silvicultura, el monitoreo y otras operaciones relacionadas al manejo. Es importante el incluir en este plan las metas a largo plazo, con objetivos específicos y sus actividades, personas responsables de realizar estas actividades y resultados esperados.
  4. Definición permanente de las fronteras del bosque, para asegurar un área forestada permanente.
  5. Protección efectiva del bosque contra incendios, conversión de tierras o tala ilegal.
  6. Mantenimiento de los ecosistemas forestales y de la productividad del sitio, lo que incluye: la protección de la biodiversidad, de los recursos genéticos, de la productividad y viabilidad del suelo, de las aguas y ecosistemas; y la capacidad del bosque para su regeneración natural.
  7. Información actual del bosque, con inventarios regulares que contengan: definición de los recursos forestales, información de los tipos del bosque, inventario de los volúmenes de madera y del crecimiento, e información sobre factores ambientales y sociales.
  8. Conocimiento sobre ecología forestal como un fundamento para evaluar inventarios continuos y poder determinar la tasa de la cosecha.
  9. Utilizar un sistema silvicultural apropiado, que incluya consideraciones sobre el tipo de corta y que defina objetivos para operaciones y para regeneración y densidad del rodal.
  10. Minimizar los impactos adversos de las actividades forestales en el ambiente, realizando una buena planificación. Estas actividades incluyen: cosecha de madera y otros productos, tratas silviculturales, extracción de madera, construcción de vías, entre otras.
  11. Debe existir sustentabilidad comercial que haga posible el manejo forestal sostenible a largo plazo. Si es posible, se deben obtener recursos económicos provenientes de los ingresos de la corta, que servirán para protección, silvicultura, para realizar inventarios, investigación, manejo ambiental y programas de desarrollo comunitario. La participación del sector privado es muy importante para el manejo forestal sostenible.
  12. Participación comunitaria en el manejo forestal sostenible, que incluye: Respetar los derechos de los pueblos indígenas, apoyar a las necesidades de las comunidades, mejorar el bienestar de los trabajadores forestales y de las comunidades.
  13. Monitoreo continuo del éxito de la empresa

OIMT (Organización Internacional de las Maderas Tropicales – ITTO): Es una organización intergubernamental que prepara documentos de política a nivel internacional para fomentar el manejo forestal sostenible y la conservación de los bosques. Ayuda a sus países miembros a adaptar políticas a las circunstancias locales. También recopila, analiza y distribuye datos sobre la producción y comercio de maderas tropicales, y financia una diversidad de actividades para el desarrollo de diferentes industrias. OIMT tiene los siguientes 7 criterios para manejo forestal sostenible, que son aplicable al nivel nacional y del bosque:

  1. Hacer posible las condiciones para el manejo forestal sostenible (ambiente legal, política, institucional; incluye planes de manejo con participación pública, entre otros.)
  2. Extensión y estado de los bosques (de los recursos forestales).
  3. Asegurar la salud y vitalidad del ecosistema forestal, previniendo daños naturales y producidos por humanos.
  4. Producción forestal (funciones productivas de los recursos forestales): Productos y masas cortadas, corta sostenible, carbón acumulado, planificación de operaciones, datos forestales y reglas para silvicultura.
  5. Mantener la diversidad biológica, de ecosistemas,  especies y genética.
  6. Protección del suelo y de los aguas (funciones protectivas), también en las operaciones forestales
  7. Aspectos económicos, sociales y culturales (funciones socio-económicos): contribución al producto interno bruto, estructura de la industria, distribución justa de los beneficios económicos y consensos con grupos de distintos intereses, crear mayores oportunidades de trabajo, dar capacitación, salud y seguridad, protección de los sitios con valor arqueológico, cultural o espiritual, respetar los derechos y participación de las comunidades y los pueblos indígenas).

CATIE (Centre Agrícola Tropical para la Investigación y la Educación): Asociación científica y educativa que realiza y promueve la investigación, la educación, la capacitación, y la cooperación técnica en la agricultura y en la gestión de recursos naturales, para beneficiar a la gente de los trópicos Americanos y reducir su pobreza. CATIE describe los siguientes elementos básicos para el manejo forestal sostenible en los trópicos:

  1. Realizar una planificación a largo plazo, que defina y clasifique las áreas forestales, de acuerdo a sus objetivos de manejo (producción, protección, recreación, etc.), y que incluya la participación de varios grupos de actores. Se incluye también unas indicaciones generales sobre las actividades necesarias.
  2. Realizar una planificación a corto plazo, que detalle las operaciones específicas que se necesitan ejecutar cada año, en cada área del bosque. Las actividades incluyen: Construcción de las vías forestales, operaciones antes de una corta, capacitación, intensidad de la cosecha, productos de la cosecha, criterios para los árboles segregados, planificación de talleres, planificar la extracción, el transporte y actividades de las comunidades (como producción de leña), y operaciones después de una corta, como tratas silviculturales, inventarios dinámicos, mantenimiento de las vías, etc. La planificación también necesita incluir los inventarios estáticos de madera, para tener información sobre el volumen y la locación de madera comercial, y condiciones topográficas para la extracción.
  3. Redactar un plan de manejo como un escrito resumido de la planificación
  4. Realizar un control continuo de los resultados del plan y ejecutar posibles cambios, si es necesario.
  5. Utilizar una infraestructura que se encuentre en óptimas condiciones técnicas y tecnológicas, que permitan una extracción cauta de la madera, para minimizar el daño a la vegetación circundante, que permitan la regeneración natural y protejan el suelo. Para alcanzar esta meta, se necesita que la planificación y construcción de las vías y caminos esté correcta, p.ej. con respeto a la densidad de las vías y su construcción en relación a las condiciones del bosque y de la topografía. La densidad de las vías debe ser tan baja como sea posible y estas no deben cruzar aguas o otros sitios sensibles.
  6. Desarrollo del Taller: Explicar la manera correcta para cortar, que permita definir la optima dirección de corte y asegure la dirección de caimiento del árbol. Es importante capacitar a los trabajadores forestales en la corta, en primeros auxilios y en el mantenimiento del equipo.
  7. En la extracción es recomendable el uso de cables, para minimizar el daño a la vegetación circundante y al suelo (no se necesita salir de las vías con las maquinas), la extracción solamente debe ser en la estación seca, uso completo de los árboles, con la participación y por el beneficio de las comunidades.
  8. Actividades después la corta.: Mantenimiento de las vías, tratas silviculturales y realización de inventarios.

Las recomendaciones de CATIE se diferencian de los otros estándares y criterios, ya que se concentra en el nivel práctico del manejo forestal en los trópicos.
Los criterios de GRI fueron incluidos en la comparación también, aunque no son criterios para manejo forestal pero para gestión de una empresa en general. Ellos son los básicos de gestión sostenible, y por eso son relevante para el sector forestal también.

Los comentarios están cerrados.